domingo, 3 de marzo de 2019

Di qiu zui hou de ye wan "Long Day's Journey Into Night" (China France 2018 - Bi Gan)[Mandarin][English Subs]









































ENGLISH
Long Day's Journey Into Night
A man went back to Guizhou, found the tracks of a mysterious woman. He recalls the summer he spent with her twenty years ago.


ESPAÑOL
Largo viaje hacia la noche
Título original
Di qiu zui hou de ye wan (Long Day's Journey Into Night)
Año
2018
Duración
133 min.
País
China
Dirección
Bi Gan
Guion
Bi Gan
Música
Giong Lim, Point Hsu
Fotografía
David Chizallet, Hung-i Yao
Reparto
Tang Wei,  Sylvia Chang,  Meng Li,  Huang Jue,  Chen Yongzhong,  Lee Hong-Chi, Luo Feiyang
Productora
Huace Pictures / Zhejiang Huace Film & TV / Dangmai Films

Género
Drama. Intriga | 3-D

Sinopsis
Luo Hongwu regresa a Kaili, su ciudad natal, de la que huyó hace varios años. Comienza la búsqueda de la mujer que amaba, y a quien nunca ha podido olvidar. Ella dijo que su nombre era Wan Quiwen. (FILMAFFINITY)

Premios
2018: Festival de Cannes: Un Certain Regard (Sección oficial)

Críticas
"Este crítico no puede evitar la sensación de que Bi Gan, en determinados momentos, busca más el efecto que la coherencia, cae en un cierto exhibicionismo esteticista que lastra incluso algunas de las cumbres más trabajadas de su apuesta."
Carlos Losilla: Caimán

"Una hazaña cinematográfica densa y lentamente hipnótica (...) Lo que hace que su plano secuencia de más de 50 minutos sea tan especial es (...) un estilo profundamente poético que evoca a Wong Kar-Wai y a Andrei Tarkovsky."
Jordan Mintzer: The Hollywood Reporter

"Un extraordinario nuevo tipo de experiencia cinematográfica (...) Una deliciosa sorpresa que proporciona una alternativa única: imágenes en movimiento que transforman el mundo real en un plano superior de conciencia"
Eric Kohn: IndieWire

"Una virtuosa toma larga (...) La película apenas tiene sustancia"
Maggie Lee: Variety

"Una propuesta magistral y misteriosa (...) Una película muy revolucionaria (...) Bi Gan crea algo fantasmagóricamente febril e inolvidable"
Jordan Ruimy: The Playlist

"El director hace un uso crudo e imaginativo de las localizaciones (...) Una película romántica hermosa y ardiente"
Lee Marshall: Screendaily

"Subyugante, una propuesta sensorial inolvidable. Algo queda claro: con apenas dos largometrajes, Bi Gan está llamado a ser uno de los grandes maestros del cine de los próximos años. (...) Puntuación: ★★★★½ (sobre 5)"
Diego Batlle: OtrosCines.com

"Técnicamente impactante y visualmente asombrosa, la segunda película del director de “Kaili Blues” cuenta una compleja historia de amor en la que se mezclan realidad y sueño, pasado y presente en una atmosfera que recuerda al cine de Wong Kar-wai."
Diego Lerer: MicropsiaCine.com




Ever fallen asleep during a film and had the sensation that your dream is melding with the story? Long Day’s Journey Into Night works like that, merging fantasy and reality to hypnotic effect. Peering behind the inner workings of the subconscious, it’s a daring and fascinating film that eschews final meaning in favour of evocative gesture. Playing like a uniquely woozy mixture of In The Mood For Love, Vertigo and Stalker, with a little bit of film noir thrown in for good measure, it asserts Bi Gan as a force to be reckoned with in the slow cinema movement.
Source: https://culturedvultures.com/long-days-journey-into-night-2018-review/



Exuding an atmosphere of marked Wong Kar-wai style, the first half of the film sees our hero return home to Kaili, hunting the assassin of his good friend Le Chat, but also hoping to track down the woman he once loved. Uncovering clues along the way (a secret compartment in the broken clock which he inherits from his dead father, and a mysterious green book which he has come across and which contains the afore-mentioned incantation), our hero finds himself in flooded houses, in a reservoir and finally in the confines of a tunnel which will transport him to another dimension, even spookier than the last, and where the force of a ping-pong paddle will send him flying through the air beside Wan Qiwen (Wei Tang). This is a woman whose path he has crossed and whom he will pursue and attempt to seduce, moving through a nocturnal universe where ephemeral meets eternal: entanglements of staircases, flaming lights which guide the way, stranger than strange encounters… A wholly arbitrary summary of the plot, and only of interest to the writer of this review, because the rest of the audience lies back to bathe in this Chinese, Lewis Caroll-style of a world, falling under the influence of Hou Hsiao-Hsien, the whole enhanced with an extra dose of hallucinogenic zing. In short, thisis a filmmaker-poet of considerable strength and a cinematographic experience not to be missed, even if we do have to wait until the second half (the initial part verges on a trance) before the film reaches the awe-inspiring heights that are oh so irresistibly hypnotic in every respect.
Source: https://cineuropa.org/en/newsdetail/354538



En la primera parte, ambientada al estilo Wong Kar-wai, vemos que nuestro héroe vuelve de la ciudad de Kaili para buscar al asesino de su amigo Le Chat, pero también a la mujer que amó. En su camino, nuestro héroe encuentra unas pistas (una escondida en el reloj destrozado que hereda de su padre fallecido y otra en un misterioso libro verde, que esconde el famoso hechizo), que lo conducen a casas inundadas, a un depósito y, finalmente, a un túnel que le hará entrar en una dimensión aún más fantasmagórica donde el espín de una raqueta de ping pong le permitirá a reunirse con Wan Qiwen (Wei Tang), la mujer que se ha cruzado en su camino y a quien seguirá para seducirla en un universo nocturno lleno de escaleras enmarañadas, llamas que indican el camino y encuentros extraños, donde lo efímero se fusiona con la eternidad. Un resumen arbitrario del argumento que sólo se corresponde con el autor de estas líneas, quien tiene la impresión de sumergirse en el Lewis Carroll chino bajo la influencia de Hou Hsiao-hsien en versión alucinógena. En resumen, un cineasta poeta de primera línea y una experiencia cinematográfica ineludible aunque tengamos que esperar a la segunda parte (la primera roza la catalepsia) para vivir un despegue tan impresionante como irresistiblemente hipnótico.
Fuente: https://cineuropa.org/es/newsdetail/354538



A medio camino entre el melodrama y el noir, el director de “Kaili Blues” propone un nuevo viaje sensorial que entrecruza lo onírico y el ejercicio de memoria.

Cineastas como David Lynch, Luis Buñuel, Ingmar Bergman o (por qué no) Wes Craven y Christopher Nolan han jugado a lo largo de sus filmografías a destruir la figura del narrador mítico burlando las leyes del espacio y del tiempo. Los diferentes acercamientos al cine onírico son tan diversos como sus directores: algunos vuelcan en su obra sus propias alucinaciones y pesadillas mientras que otros se centran en entender a sus personajes mediante huellas y reflejos. La clave está en el tratamiento que el mundo del sueño tiene respecto al real: la división puede ser clara pero también puede existir una superposición o indistinción. Esta última es la vía escogida por el cineasta chino Bi Gan y su Largo viaje hacia la noche (o el Viaje de un largo día hacía la noche con que intuyo se traduciría más fielmente su título en inglés: Long Day´s Journey Into Night), presentada en la sección Zabaltegi-Tabakalera de esta edición del Festival de San Sebastián. Bi Gan continúa la senda iniciada en Kaili Blues, su ópera prima, caminando “entremundos”, dejando que esta vez lo onírico se adueñe de la memoria. Tal y como dice un personaje en la película, los sueños son mentira pero los recuerdos son parte verdad y parte mentira, idea que hace que todo ese viaje hacia la noche suene, paradójicamente, bañado de realidad.

En la primera mitad de Largo viaje hacia la noche, pasado y presente se entremezclan mientras el protagonista lleva a cabo una investigación. Luo Hongwu acaba de regresar a su ciudad natal en Kaili e intenta dar con una mujer de la que se enamoró en su momento. Ella dijo que su nombre era Wan Quiwen pero ese es de los pocos datos que tiene. Hasta entonces, la película juega con el género (¿estamos ante un melodrama o ante un claro ejemplo de cine negro?) y con el punto de vista para trasladarnos de un tono a otro y de un personaje a otro, pero la película se parte definitivamente en dos en el instante en que el protagonista entra en un cine, poco antes de encontrar una pista definitiva sobre la mujer, y se duerme. El título de la película aparecerá entonces en pantalla (los créditos funcionan como una puerta hacia ese otro universo dentro del primero) y, en su segunda mitad, la propuesta muta a un único plano secuencia en 3D donde el pasado que fue y no fue se entremezcla con un presente tan posible como imposible… En este punto conviene aclarar una idea: resulta difícil intentar describir en palabras la propuesta del cineasta chino porque da la sensación de que uno puede explicar el truco pero no alcanzará jamás a transmitir la magia de la película. Largo viaje hacia la noche es, efectivamente, un viaje que hay que ver y vivir para creer.
Fuente: http://www.otroscineseuropa.com/critica-de-largo-viaje-hacia-la-noche-de-bi-gan-sueno-de-amor-eterno/




Subtitulado en inglés




5 comentarios:

  1. La parte 5 no se puede bajar ni de form,a individual ni como parte del paquete de las partes 4-7. De todas formas, muchísimas gracias porque tienes una selección de películas muy buena y las compartes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David por el aviso. Dejaré de usar GE.TT entonces.
      Resubiré la película a otro servidor.
      Si tienes algunas partes descargadas, no las borres pues estoy subiendo los mismos ficheros a otro servidor.

      saludos

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar